DEL SENTIMIENTO TRÁGICO DE LA VIDA. MIGUEL DE UNAMUNO. Prólogo del P. Félix García. Selec. Austral, Espasa-Calpe, Madrid, 1976.

"Este donquijotesco don Miguel de Unamuno", como le saludaba en un verso Antonio Machado, escribe esta obra en 1913, y en ella nos ofrece unas: "meditaciones en torno a los problemas fundamentales del espíritu y del destino humanos". El excelente prólogo del Padre Félix García ilumina el sentido profundo de la filosofía de Unamuno. Éste interpela a cada persona con el ansia de inmortalidad: "¿Y no será, por tanto, la verdadera base, el verdadero punto de partida de toda filosofía, aunque los filósofos, pervertidos por el intelectualismo, no lo reconozcan? (...) Y este punto de partida personal y afectivo de toda filosofía y de toda religión es el sentimiento trágico de la vida".

Miguel de Unamuno en la conclusión, Don Quijote en la tragicomedia europea contemporánea, hace referencia a Vida de Don Quijote y Sancho: "Escribí aquel libro para repensar el Quijote contra cervantistas y eruditos, para hacer obra de vida de lo que era y sigue siendo para los más letra muerta. ¿Qué me importa lo que Cervantes quiso o no quiso poner allí y lo que realmente puso? Lo vivo es lo que yo allí descubro, pusiéralo o no Cervantes... Quise allí rastrear nuestra filosofía.

Pues abrigo cada vez más la convicción de que nuestra filosofía, la filosofía española, está líquida y difusa en nuestra literatura, en nuestra vida, en nuestra acción, en nuestra mística, sobre todo, y no en sistemas filosóficos... Nuestra lengua misma, como toda lengua culta, lleva implícita una filosofía".

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle

Envíanos tus ideas y experiencias

¿Quieres colaborar con nosotros? Contáctanos a través de las Redes Sociales o nuestro formulario.
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon

2019  quijoteduca.org       Diseño Quijoteduca      De Madrid a Barcelona pasando por La Mancha