Educadores para un mundo solidario (3). Última etapa de mi experiencia pedagógica en el IES Rozas 1: del año 2000 al 2011.

La última etapa en el Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Las Rozas 1 (Madrid) fue del 2000-11, año que me jubilé. Nunca se me olvidará la inédita campaña que hizo Médicos sin Fronteras pidiendo: pastillas de jabón. Un potente desinfectante para lavar heridas de las personas que viven en zonas de guerra. En el cambio de Milenio, Naciones Unidas aprobó un programa de acción sobre Cultura de Paz y fomentar la educación para la paz. Apoyamos a la ONGD SETEM en el comercio justo y contra de la explotación laboral infantil de marcas como Nike, en cuya sede madrileña, un día se encontraron con miles de zapatillas de deportes en señal de protesta, hay un vídeo en el que se ve como esconden a una niña en una caja de cartón en Asia ante la visita de una inspección. En junio de 2001, la Revista del 1 dirigida Elena Azofra (profesora de Lengua) titulaba en portada: ¡campeones olímpicos! Todo un reconocimiento al profesorado de Educación Física. Se incluye la crónica de la profesora Cati Jiménez que hizo un trabajo encomiable en la campaña a favor de EL Salvador que padeció unas inundaciones, y de proyectos de desarrollo en la India.  En el discurso de graduación, el catedrático de Filosofía, Feliciano Blázquez Carmona, lanzaba un buen consejo a los jóvenes que sigue vigente en el mundo global: <Sed vosotros, no creáis algo porque muchos lo repitan>

 

En la Revista del 1 (junio/2002), con Jesús Santalla de Director, hacen una entrevista a la catedrática de Matemáticas, Pilar Díez Calzón, una institución en el centro, con motivo de su jubilación. Y a José Mª Requejo, catedrático de Latín, sobre el papel de la juventud en la sociedad. La profesora de música, Raquel Pérez, colaboró en un libro muy interesante: "Años de pobreza, contado por nuestras abuelas y abuelos". En Revista del 1 (enero/2003), Federico Jiménez, periodista y escritor, reseña su novela <La fábula del indiano> además, como profesor de música luchó de lo lindo por la educación músical; antecedente de María Viñas que ha creado una magnífica banda de música de alumn@s que se ha convertido en otra seña de identidad del centro; como fueron los intercambios de idiomas (Jesús Suárez, Isabel Sunyer y María Torregrosa) y el proyecto Comenius en Italia. Otro hito fue la Jornada Intercultural que organizamos un grupo de profesores para enriquecer la convivencia del alumnado en cuatro áreas geográficas: Magreb, Iberoamérica, Países del Este y España. Cultura, gastronomía, música, folklore e idiomas se daban la mano en una animada fiesta intercultural con participación de padres. Lanzamos la campaña Nos duele Argentina (2002) de Mensajeros de la Paz para ayuda urgente a Tucumán. La solidaridad es parte del elenco de valores que conforman la historia del instituto y de nosotros mismos.

 

En el 2003 se celebró el XXV Aniversario del Instituto Las Rozas 1 (1978-2003). Se jubilaron dos excelentes profesores de Matemáticas, Celedonio y Sotera, ésta me contó en una ocasión que había dado clase de ética en hora de matemáticas, pues un alumno intentó engañarla copiando y tuvo que hacerle ver la importancia de decir la verdad, reconocer con humildad los errores y asumir la responsabilidad de nuestros actos. Celedonio era maestro y nos ayudaba, con inteligencia pedagógica, a tratar a los alumnos de primer ciclo que venían de centros de primaria. La solidaridad no sólo eran proyectos de desarrollo externos al centro, sino procesos de aprendizaje en la vida cotidiana de la comunidad educativa. Los actos del XXV Aniversario fueron decisivos para tomar conciencia de los valores del proyecto educativo y de la trayectoria desde el inicio del centro. En las imágenes hay una entrevista de un alumno al poeta Rafael Alberti (Premio Cervantes 1983) en 1984. Y otra del mítico Jefe de Estudios, José María Tisner, referente de un cargo difícil. 

 

La campaña del No a la Guerra en febrero de 2003 fue iniciativa de las ONGs Amnistía Internacional, Intermón, Greenpeace y Médicos sin Fronteras, verdaderas impulsoras de la solidaridad con el pueblo iraquí, luego, partidos y sindicatos se subieron al carro de la manipulación y politizaron la movilización. Yo puse un cartel en las clases: ¡Ante la guerra actúa! El lema era lo más importante: En Irak, las personas primero. Algo que, desgraciadamente, no funcionó ni para la crisis de Ruanda, ni para Darfur, ni para El Congo. El episodio más doloroso fue la tragedia del 11-M, de la que quiero destacar el gesto de solidaridad y la lección de humanidad de nuestros alumn@s, cuando aquella triste mañana del jueves 11 de marzo, corrían por el pasillo de 2º de bachillerato y me gritaban: ¡queremos donar sangre para los heridos! Cosa que no pudieron hacer al ser, según me informó Cruz Roja, menores de edad. No obstante, organicé una conferencia-coloquio con Pedro Sáez Ortega, profesor de Geografía e Historia del IES Clara Campoamor de Móstoles y miembro del Centro de Investigación para la Paz, sobre las causas y consecuencias de la Guerra de Irak, como en su día la de los Balcanes.

 

Rafaela Arévalo Garbayo, jefa de estudios de 2005 al 2007, nos apoyaba en las iniciativas solidarias, lo cual revela que, la transversalidad de los valores, más allá de las asignaturas, es una tarea de toda la comunidad educativa, incluido el personal no docente, desde el más antiguo conserje, Emiliano, pasando por Nieves, Jovita, Antonio el "barman" o Carmen de secretaría, valgan a título de ejemplo. En 2005, una alumna argentina me dio un dossier de la realidad social de Argentina y unos geniales dibujos de los personajes de Mafalda. Otro ejemplo, María Ruano, alumna de 4º ESO (2006) me propuso una charla de la ONGD, Solidaridad Internacional que promueve los Derechos Humanos y el desarrollo sostenible y la hicimos en el aula de informática. Otras alumnas ejemplares, Johana Hanfing y Pilar Martínez Zalamillo dieron charlas en clases de Ética sobre su experiencia en Mozambique del proyecto: "Madrid Rumbo al Sur". De aquellos inolvidables años conservo una foto entrañable de fin de curso de los profesores del Instituto Las Rozas 1, y sólo me sale una palabra del corazón: ¡¡¡GRACIAS!!!

En 2007, Natalia Pascual, profesora de Economía en 2º de Bachillerato, realizó un proyecto de jóvenes emprendedores de empresas solidarias. El trabajo obtuvo el 2º premio del concurso nacional de la Fundación “Junior Achievement”, entre los beneficios y las bufandas diseñadas por ellos mismos sacaron 200 euros. Tres alumnas de 4ºA, Gema Ramírez, Mª Elvira Rey y Esther Redondo, apadrinaron con Ayuda en AcciónHarriet, una niña de Uganda, en representación de 4º de ESO, del personal no docente, Ana e Isabel, y yo mismo. Colaboramos con proyectos de promoción de la mujer y lucha contra el SIDA. En Ética trabajamos contra la explotación infantil y los niños soldados (la película Diamantes de sangre revela su tragedia). Todo ello iba jalonando "cada día, cada hora" la conciencia solidaria del centro incluida la Asociación de Madres y Padres que ayudaba siempre. En 2008, la profesora Cristina Revilla de Lengua y Literatura, tuvo una iniciativa solidaria para fomentar la lectura y organizó con éxito un desayuno solidario y un mercadillo de libros para el proyecto educativo del padre Jorge: <Proyecto Perú>.  Vean la alegría de los niños peruanos con los libros del Rozas 1. En esos años surge el <Proyecto Togo> dirigido por las Carmelitas de la Caridad para construir una escuela residencia de acogida y reeducación de niñas que han sufrido agresión sexual y exclusión social. Vinieron las cooperantes, Elena Mantilla y Cristina Sánchez que trabajaron en Togo y vimos diapositivas del centro en el barrio de Hanoukopé. ¡¡¡La educación es la mejor arma contra la pobreza!!!

 

La campaña más dura de todas que he hecho en mi vida fue, con diferencia, la promovida en 2008 por Médicos sin Fronteras sobre la desnutrición infantil: el brazalete. 

El relato escalofriante de los médicos que tenían que comunicar a las madres en países africanos "la selección mortal" de sus hijos en situación de inanición irreversible nos deja el corazón helado. Cuando el brazo del pequeño estaba en el nivel rojo no había solución. Tremenda injusticia. Te das cuenta que el hambre, sí la pandemia del hambre, ante la que hemos sido indiferentes durante décadas, todavía provoca muchas más muertes de personas con nombre y apellidos que el Covid_19. Y, quizá, sean "tragedias evitables", hasta cierto punto, porque los males endémicos de la humanidad son imponderables, pero podríamos mitigarlas, al menos, con un poco más de humanidad y solidaridad. De amor en definitiva.

 

Ya con la dirección del Rozas 1 de Emilio M. Torres Marín, la Revista del Uno, da otro salto cualitativo con la profesora de TIC y persona ejemplar, María José Calvo Ruiz (a la que tenemos que agradecer la infinita paciencia con los profesores convertidos en alumnos de informática para enseñarnos a movernos en el mundo virtual), con su cálida expresión: ¡CLARO QUE NOS GUSTA OPINAR! ¡CLARO QUE NOS GUSTA CONOCERNOS, LEER, ESCRIBIR, VIAJAR, PENSAR! Quiero resaltar que la solidaridad no sólo se fomenta con las ONGD, sino con los valores propios de la cultura española, valga como ejemplo el espléndido artículo de la sección ¡CLARO QUE NOS GUSTA LA HISTORIA!, "Un viaje al recuerdo del exilio español", sobre Antonio Machado, poeta y buena persona, de mi compañero José María Gutiérrez Pérez, catedrático de FIlosofía. La Revista del Uno de otoño de 2008 alude al Proyecto de Perú y a excelente iniciativa de la profesora del Departamento de Orientación, Ana Laura Hebrero Martínez, de fomentar la educación ambiental en el instituto. Muchos profesores colaboraron en las actividades desde el principio, p. e., mi equipo directivo del 94 al 96, Carmen Abeal, Ángeles Soteras e Isabel MenéndezMaria Paz de Lengua y Literatura, Clara Isabel García-Suelto de Economía, Ana Isabel Ramos de Tecnología, María José Rodríguez de Biología o el Jefe de Estudios Gonzalo Taboada e Irene Montero de Matemáticas, Toñi Cámara de Geografía e Historia, y que perdonen muchos más que no puedo nombrar.

 

El 2009 iba ser trascendental para la historia del instituto: fue premiado en la modalidad de bachillerato con el I Premio Nacional de Educación para el Desarrollo <Vicente Ferrer>, convocado por el Ministerios de Asuntos Exteriores (Agencia Española de Cooperación al Desarrollo -AECID- y el Ministerio de Educación. El trabajo, <Educación para el Desarrollo en África>, presentado por las profesoras Laura Moreno Izquierdo (Tecnología de Información y la Comunicación) y Elvira Azpeitia (Historia del Mundo Contemporáneo) fue galardonado. Consistía en la elaboración de cinco páginas blog por equipos sobre cinco núcleos temáticos: Niños soldado, Voluntariado, Trabajo infantil, SIDA y Educación de la mujer. En la misma convocatoria presentamos todos los cursos de ESO otra experiencia pedagógica interdisciplinar con temáticas similares basadas en los Objetivos del Milenio 2015. De nuevo, "Madrid Rumbo al Sur", da otro impulso a la solidaridad en 2010, con las ONGD, Paz y Cooperación, Infancia Solidaria, y África Directo, ésta presentada por José Mª Márquez a iniciativa de la profesora Laura Moreno.

 

Mi último curso 2010-11 fue intenso, emocionalmente, para mí que me jubilé. Agradezco de corazón las semblanzas de mi persona, de José Mª Gutiérrez y José F. Serrano en la Revista del verano de 2011. Los profes inolvidables que nos despedimos con nostalgia, Amador González, Federico Jiménez, María Torregrosa, Isabel Sunyer, Paz Gavete y Marisa Carballo (profesora de Literatura que en una ocasión al llegar yo a clase, me sonreía porque vio a mis alumnos de Ética riéndose en corrillo con los Consejos de don Quijote a Sancho Panza). Organizamos un gran Día de la Paz el 31 enero de 2011, con motivo del Premio escolar de Paz y Cooperación 2010 al IES Las Rozas 1. La participación de la comunidad educativa fue excepcional en todos los niveles ESO y Bachillerato. El enfoque de la Paz fue multidisciplinar y participaron todos los departamentos, por ejemplo, Mari Cruz Ayuso de Orientación en la prevención de violencia en la adolescencia con bachillerato. La denuncia de la violencia de género en murales de alumnas de Ética. De modo especial agradezco al profesor Ángel García por trabajo de coordinación de la ESO. Elaboramos un Manifiesto por la Paz que incluiré imágenes que valen más que mil palabras. Mi conclusión se puede formular así: ¡Al amor se reduce la solidaridad!

 

Por último, recuerdo en las Olimpiadas de las Rozas que animaba a los participantes del Instituto Las Rozas 1, gritando con nuestros alumnos: "Tuto Uno". Me viene al corazón las palabras del Cancionero de Miguel de Unamuno que leíamos en clase de Filosofía: 

 

¿Singularizarme?  ¡Vamos!

Somos todos de consuno,

y en la piña que formamos

yo soy nos-otro y nos-uno.

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Entradas destacadas

<Antropología metafísica> de Julián Marías. 1970-2020.

27/06/2020

1/10
Please reload

Archivo