Los últimos días de los Incas. Kim MacQuarrie. Inkaterra (Organización Peruana para la investigación del desarrollo sostenible, ecológico y cultural del Perú). Lima. 2013.

El siglo XVI, en el que nació Miguel de Cervantes que soñó con viajar a las Américas, fue un hito fundamental no sólo de la historia de la América precolombina, sino de la historia universal contemporánea como muestra el ensayo histórico de Kim MacQuarrie:

 

"LOS ÚLTIMOS DÍAS DE LOS INCAS".

En la portada la pintura de Luis Montero ( Piura 1826-Callao 1869): "Los funerales del Inca Athahualpa" (1867). El libro está adaptado al castellano peruano por H. Soto de Montoya. Pincha en la portada del libro para leer el prólogo del autor.

 

En las siguientes imágenes verás el índice de la obra y dos mapas históricos de la época.

 

Resumen en la contraportada: "En 1532, el conquistador español Francisco Pizarro llegó a Perú. Con una compañía de 167 hombres brutalmente derrotaron al emperador Inca Atahualpa y a ochenta mil de sus guerreros en la batalla de Cajamarca. Al año siguiente, los españoles se apoderaron de la capital Inca del Cusco, creyendo que habían logrado conquistar el mayor imperio nativo que el Nuevo Mundo haya conocido.

 

Pero los Incas no se sometieron voluntariamente. Un joven emperador llamado Manco Inca, hermano de Atahualpa, encabezaría una rebelión masiva que estuvo a punto de acabar con los conquistadores. Finalmente, se vio obligado a huir a la Amazonia, donde estableció una capital oculta en la selva llamada Vilcabamba. A partir de ahí los Incas continuaron desafiando a los españoles, luchando una mortal batalla de guerrillas que se prolongaría por treinta y seis años.

 

Basándose en crónicas nativas y españolas, Kim MacQuarrie narra la dramática historia de la conquista española, con todo su salvajismo y suspenso, y relata la búsqueda de la capital perdida de Vilcabamba y su reciente descubrimiento junto con el del Machu Picchu en el sureste de Perú. Un fascinante relato histórico y una historia de aventuras de hoy en día, Los Últimos Días de los Incas trae de vuelta a la vida esta vivencia de unas de las grandes historias del mundo. Accede aquí a la web de KIM MACQUARRIE.

 

A continuación puedes ver la galería de imágenes de María de las Lindes Callejas Díaz.

 

Hiram Bingham, profesor ayudante de Historia y Geografía Latinoamericana en la Universidad de Yale, lector voraz en su adolescencia, cumplió su sueño: descubrir (en 1911), "la ciudad perdida de los incas", el Machu Picchu. Gracias a unos campesinos incas que le indicaron el lugar del santuario, la alta cima de la cultura inca y de la historia del Perú. Fue un niño, Juan Pablo Álvarez, quien les condujo al culminar el gran descubrimiento. La expedición fue patrocinada por la revista National Geographic, en la que Bingham había publicado varios artículos con sus descubrimientos durante un lustro. Se muestra así la importancia de la investigación en el ámbito de las humanidades, pues la envergadura del descubrimiento ha generado una riqueza incalculable, tanto en lo económico como en lo cultural, para el pueblo de Perú y para el Patrimonio Cultural de la Humanidad. Por esta razón, recomendamos la lectura del ensayo histórico que se lee como si fuera una novela.

         

<El descubrimiento del Machu Picchu de National Geographic, reportaje en YouTube>.

 

Ahí comienza la historia de la conquista del Perú desde el siglo XVI por los españoles. La sombra de la leyenda negra asoma en algunos capítulos de la obra, dada la vigencia de la misma en parte del mundo anglosajón y un sector de la opinión pública iberoamericana. Si aplicásemos el mismo criterio, la regla de oro de la ética universal, <trata a los demás como quieres que te traten a ti mismo>, también podríamos calificar de barbarie las luchas de poder entre los mismos Incas o contra otras etnias de los Andes, que eran encarnizadas. En uno de los capítulos, el autor relata alguna práctica espeluznante de los Incas con las mujeres embarazadas de la familia del emperador destituido o ejecutado. No obstante, hay que aceptar la crítica legítima de la barbarie de los conquistadores españoles con los pueblos indígenas, muchas veces ignorada por los Reyes Católicos o por el emperador Carlos V que, al conocerla, tuvo la "duda indiana"; cuestión que resolvería Francisco de Vitoria y la Escuela de Salamanca a favor de los derechos de los indígenas, origen histórico del Derecho Internacional y de los Derechos Humanos. Lo importante es no caer en anacronismos. Hay mucho que celebrar mediante los lazos de la lengua común hablada y escrita en español y la diversidad cultural que enriquecen la comunidad iberoamericana.

 

La Evangelización supuso una tarea de humanización y de tolerancia con las costumbres de los pueblos indígenas y una protección no sólo de derecho, sino de hecho de sus vidas y de sus culturas, como bien se aprecia, por ejemplo, en la excelente película La Misión, en las Reducciones del Paraguay instauradas por los jesuitas. Toda la conquista estuvo bajo la tutela de los evangelizadores desde Antón de Montesinos a Fray Junípero Serra, a modo de ejemplo, como defensores de los indios. La leyenda negra que, lamentablemente, inició Fray Bartolomé de las Casas con las exageraciones de sus escritos, y gran defensor de los indios, aunque no lo fue tanto de los esclavos negros que procedían de África, los cuales si tuvieron un defensor valiente en una persona ejemplar: San Pedro Claver (1580-1654). En Cartagena de Indias tiene un museo en el convento y un bello monumento que lo recuerda. Sobre este tema volveremos en la próxima sección de la página web (en elaboración) de Ética y Derechos Humanos.

 

Para completar este paseo histórico por la espléndida y aventurada cultura Inca de la que tenemos mucho que aprender, recomendamos, entre las actividades por la Biblioteca Nacional de España en colaboración con la Casa de América y la Universidad Complutense, la conferencia de Raúl Marrero-Fente, catedrático de Literaturas Hispánicas y Derecho en la Universidad de Minnesota. Fue profesor asistente en la Universidad de Columbia en Nueva York. Es miembro asociado del Grupo de Investigación del Siglo de Oro (GRISO) de la Universidad de Navarra y del Centro de Estudios de la América Colonial (CEAC) de la Universitat Autònoma de Barcelona.

 

<En la biblioteca de Garcilaso de la Vega: libros y lecturas en “La Florida del Inca”>,

 

Y también puedes acceder a la exposición y galerías de imágenes de la web de la BNE:

 

 <La biblioteca del Inca Garcilaso (1616-2016)>. Biblioteca Nacional de España.