Don Quijote defensor de Marcela (I, 12-14). La libertad y los derechos de la mujer. Materiales didácticos y valores éticos.

ILUSTRACIÓN PEDAGÓGICA DEL ÁRBOL DE LA ESPERANZA DE MARCELA.

 

Fragmentos de reflexiones críticas de alumnos la historia de Marcela de los capítulos XII al XIV del Quijote. (Curso 2004-5).

 

<Kant define "persona" como algo que no puede ser usado como medio y, por tanto, limita en ese sentido todo capricho y es objeto de respeto. En la historia de Grisóstomo y Marcela, él la quiere, pero no para tratarla como persona ya que para él es un capricho y pretende usarla como medio, y desde luego no la respeta. Por lo tanto, comprendo esta historia con la definición de Kant -en clase de Ética se estudiaba el texto de la formulación del imperativo categórico kantiano en el que la persona no debe ser utilizada como un medio, sino respetada como un fín en sí mismo-,nos damos cuenta de que Grisóstomo trata a Marcela como una "cosa" (objeto), de valor relativo y como medio para conseguir algo. El modo de actuar de Grisóstomo es el opuesto a la definición de persona de Kant o de Emmanuel Mounier que dice que la "persona es lo que en cada hombre -mujer o ser humano- no puede ser tratado como objeto". (A. O. C.)

 

<En cuanto a la frase que dice el texto, de que todo el mundo nace libre, pienso que no es así, ya que hay muchos casos de niños que no pueden ni estudiar ni comer o muchos casos en los que los padres solo tienen hijos para aprovecharse y sacar provecho de ellos, nacer, podemos nacer todos libres pero luego puede que los de nuestro alrededor y el mundo generalmente nos deje ser libres; y no todo el mundo nace con los mismos derechos. Un ejemplo muy grande es que un niño que nazca en el Tercer Mundo y otro que nazca en un país desarrollado, no tienen ni parecidos los derechos.

En cuanto a la gente que decía que Marcela tenía la culpa de la muerte de Grisóstomo, me parece muy poco generoso por su parte, ya que en el tema del amor no está obligado nadie a nada, y si alguien no te gusta, no te gusta ni con amenazas ni nada>. (I. L.)

 

Ilustración de El Quijote de González Rojas utilizada en clase de Ética.

 

Don Quijote defensor de Marcela:

“Ninguna persona, de cualquier estado y condición que sea, se atreva a seguir a la hermosa Marcela,so pena de caer de caer en la furiosa indignación mía... cuya causa es justa que, en lugar de ser seguida y perseguida, sea honrada y estimada de todos los buenos del mundo”.(I,14).

 

 

<Marcela es realista ya que se acepta como es y sabe que es hermosa, que la gente la mira cuando pasa, pero no se conforma con ello, busca ser mejor. Tiene las cosas muy claras y sabe lo que decir en todo momento porque sabe dar razón a sus ideas. Vive con una actitud positiva ya que todo lo habla para aclarar las cosas, y bien, sin enfadarse, diciendo las cosas claramente. Es dueña de sí ya que nadie manda sobre ella (alude a la idea de Aristóteles en la Metafísica -982b-:"...un hombre libre es, decimos, aquel cuyo fin es él mismo y no otro"...), hace lo que quiere en cada momento, aunque siempre pensando en no hacer daño a los demás. Sabe lo que tiene y vive en relación a ella, es decir, su cuerpo, su inteligencia... No dice las cosas como te salen sino que antes recapacita y piensa lo que decir para no hacer daño a los demás, ni hacerse daño a sí misma. Es libre ya que no tiene que dar cuentas a nadie de lo que hace; responsable ya que intenta hacerlo todo en relación a unos límites para no molestar a nadie. Actúa desde ella -misma- poniéndose en el lugar de los demás y se abre a ellos aunque siempre dentro de unos límites porque no quiere comprometerse a nada>. (D. L. R.)

 

<En la historia de la pastora Marcela se defiende la libertad de la persona; esa libertad con la que nacemos pero que libremente utilizamos. En el caso de Marcela, esta se protege contra las acusaciones de otros pastores ya que le culpan de la muerte del Grisóstomo. ¿Pero, por qué? Ella no dio esperanzas a nadie. Vivía feliz en la soledad de los campos, sin hacer daño a ningún pastor; y fue él el que murió fruto del deseo. únicamente la veía hermosa y perfecta, la quería para él y utilizarla como medio, una cosa para su capricho. ¿Y por qué tenía que casarse Marcela con un hombre al que no amaba y por conveniencia? Además de ser injusto no la dejarían llevar las riendas de su vida. Ella utiliza su libertad para vivir en las montañas, reflexionar y guardar esa belleza que todos los pastores deseaban... Al demostrar Marcela (aquella época destinaba a la mujer a la casa o al convento) que es capaz de sustentar su vida (a pesar de ser mujer), la juzgan más duramente> (Mª A. A.)

 

“Marcela, ante todo, quiere explicar que de ella no fue la culpa de que Grisóstomo muriera. Da un claro ejemplo de persona autónoma. Marcela es una persona libre y por ello debe de amar a la persona que realmente quiera, no querer a un hombre solamente porque él quiera ser correspondido. Este ejemplo lo he elegido como comportamiento moral de una persona autónoma ya que en este fragmento se ve a una Marcela dueña de sí y sobre todo sabe dar razones de sus ideas a los hombres que la critican de haber matado a Grisóstomo. Un ejemplo es el que hacen los hombres y sobre todo Grisóstomo. Ambrosio y los demás juzgan a Marcela sin saber siquiera lo que ella piensa, y se dejan guiar por lo que la gente dice de ella. Grisóstomo es una persona egoísta que quiere conseguir a Marcela por encima de todo y al saber que su amor no le es correspondido le mató su desesperación, su porfía”. (L.L.).

 

 

Para profundizar en el papel de la mujer en la sociedad puede leerse el artículo de Ortega y Gasset:<Ideología quijotesca. El manifiesto de Marcela>, Obras Completas, tomo VII, págs. 28-31. Publicado en el libro póstumo Sobre el amor, aunque escrito en Leipzig en 1905. Para Ortega El manifiesto de Marcela parece escrito para las mujeres del siglo XX:

En estos momentos en que los honrados españoles nos consagramos a rumiar las páginas jugosas del Quijote, es casi una obligación revivir todas sus frases… Marcela siente dentro de su oscura conciencia aldeana un gran deseo de ser distinta de todas… de ser ella misma… Marcela recita el manifiesto de la eterna mujer fuerte, de corazón bizarro y lengua franca. Prosigue Ortega:<Fuego apartado soy y espada puesta lejos>… este versículo podría ser el primero de una biblia para las mujeres españolas… Si yo fuera escritor feminista qué sabias moralejas deduciría del manifiesto de Marcela, señora”.

 

Actualmente, el Manifiesto de Marcela está publicado en "Estudios sobre el amor".

 

Como contrapunto del enfoque de Ortega, imaginario escritor feminista, recomiendo la lectura del espléndido artículo de la profesora de la Universidad de Almería, Isabel Navas Ocaña:

 

 <Sobre equívocos, utopías y corzas: la hermenéutica de Ortega y Gasset>.

 

Ámbitos, Revista de Estudios de Ciencias Sociales y Humanidades, nº25, 2011: 

 

 

Enlace de las Naciones Unidas relativo a la Mujer en el mundo actual.

 

 

 

 El artículo primero de la Declaración Universal de los Derechos Humanos se inserta en la ilustración pedagógica de Marcela:

 

         La histórica Declaración, aprobada por la Asamblea General el 10 de diciembre de 1948, afirma que «Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos» y que «toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, [...] nacimiento o cualquier otra condición».

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Entradas destacadas

Meditación ejemplar de Antonio Buero Vallejo sobre Miguel de Unamuno.

29/10/2019

1/10
Please reload

Archivo